SBT Valores

Opciones de financiación

Segmento de cheques avalados por SGR

El sistema de descuento de cheques de pago diferido en el mercado de capitales permite a quien tiene cheques de pago diferido (por un plazo máximo de 360 días) adelantar su cobro vendiéndolos en la Bolsa; y a quien posee fondos líquidos, comprar estos cheques a cambio de tasas de interés futuras.
Las Sociedades de Garantías Recíproca (SGR), nacen para resolver los problemas financieros de las pequeñas y medianas empresas, prestándole apoyo mediante la concesión de avales que respalden su posición financiera frente a Inversores.
Una vez que el cliente cuenta con el Aval de una SGR, proceso que se desarrolla con el apoyo del personal de SBT Valores SA, se le permitirá a la empresa negociar en el Mercado cheques propios o de terceros por el monto del aval otorgado.
SBT Valores SA negociará los cheques de pago diferido en el mercado y depositará los fondos resultantes de la negociación realizada por oferta pública, en una cuenta comitente a nombre del beneficiario para su disposición.
La operatoria concluye con el vencimiento del plazo del cheque, momento en que el emisor debe tener fondos suficientes depositados a su orden en cuenta corriente o autorización para girar en descubierto, y así cumplir con el pago del documento que tendrá como beneficiario al inversor.

Financiación a través de cesión de facturas de crédito electrónicas

Las Pymes pueden financiarse en el Mercado de Capitales descontando las facturas de crédito electrónicas que emiten a sus clientes.
Para que el proceso sea exitoso se requiere que la Factura de Crédito Electrónica a ceder corresponda a un cliente de primera línea o que cuente con avales de SGR para que sea colocado con mayor facilidad.
La gran ventaja del sistema radica en que NO ES NECESARIO notificar por escribano al deudor cedido por lo cual no se puede rechazar la cesión.
Este producto beneficia a la pyme en que una vez cedida la factura no genera responsabilidad de pago quedando esta obligación solo para la empresa de primera línea.
Se utilizan los aplicativos de AFIP para todo el proceso y nuestros asesores lo acompañan en todo el proceso de apertura de cuenta y cesión de la factura

Segmento de cheques directos no garantizados

Las empresas pueden financiarse en este segmento si son proveedores de empresas de primera línea, lo cual permite que los inversores compren los cheques de esas grandes compañías, asumiendo del riesgo de crédito de la empresa emisora del cheque beneficiando a la pyme que requiere financiarse independientemente de su situación en el sistema informativo del BCRA.
Esto genera un gran beneficio de la pyme que puede financiarse a tasas muy competitivas, sin afectar esto su capacidad de crédito en el sistema bancario.
A la vez este sistema tiene grandes ventajas impositivas para la empresa usuaria del segmento.

Estructuración de obligaciones negociables

Cuando una entidad privada necesita fondos los puede pedir prestados a través de la emisión de obligaciones negociables, ampliamente conocidas como ON.
 
De esta forma, la sociedad contrae deuda con los obligacionistas, que son los inversores que compraron esos títulos, y se compromete a cancelar esa deuda en el plazo pactado junto con el interés correspondiente.
 
Cuando esta forma de financiamiento la utiliza un Estado, el instrumento se denomina bono o título público.
 
El capital de las obligaciones se devuelve generalmente en cuotas anuales o semestrales llamadas amortizaciones, y genera un interés que puede ser de tasa fija o variable, denominado pago de renta.
 
Una acción se diferencia de un bono u obligación básicamente en que el comprador de la acción pasa a ser dueño de la empresa, en proporción a la cantidad de acciones que haya adquirido. En cambio, quien invierte en bonos u obligaciones compra parte de la deuda de la empresa o entidad emisora; en vez de convertirse en socio se convierte en acreedor.

Segmentor de cheques garantizados

Las empresas pueden crear su propias Garantías para respaldar los cheques que desean vender en el Mercado de Capitales con lo cual no dependen de una entidad que les otorgue un aval y de esta forma, independizarse de las calificaciones anuales para financiarse.
El proceso consiste en utilizar productos de inversión del Mercado de Capitales como bonos del tesoro de estados unidos o productos autorizados locales para garantizar las operaciones de descuento de cheques propios o de terceros.
De esta forma, se puede utilizar títulos en dólares para garantizar los cheques en pesos del mercado local, logrando un doble objetivo: preservar las inversiones en nuestra compañía en moneda dura y a la vez mejorar sustancialmente el costo de financiación de cheques de pago diferido, ya que la cobranza de los mismos está garantizada por un instrumento autorizado.
Este producto es muy útil para empresas con restricción de acceso al crédito del sistema bancario, tanto por la actividad de la empresa como por tener alguna situación financiera que lo perjudique en los sistemas del BCRA.